• Antonio Ocaranza Fernández

México: la estrategia armada del canciller Ebrard

Con la demanda contra fabricantes de armas de Estados Unidos el canciller Ebrard busca manejar la relación con Estados Unidos y aspirar a la Presidencia de México.

 


Ver publicación online en: Excelsior


El 28 de febrero termina la primera fase legal de la demanda que México presentó en agosto de 2021 contra fabricantes de armas en una Corte Federal de Massachusetts y que el canciller Marcelo Ebrard ha diseñado magistralmente con cuatro objetivos: congraciarse con el presidente López Obrador, reencausar el diálogo con Estados Unidos, despresurizar la agenda bilateral y construir su candidatura hacia la Presidencia.


De entrada, la Secretaría de Relaciones Exteriores ya hizo historia al convertir a México en el primer gobierno extranjero que demanda a fabricantes de armas en cortes de Estados Unidos. Pero, más allá del resultado de la demanda, la estrategia de Ebrard contempla los siguientes cuatro objetivos:


1.- Hacer lucir a López Obrador: la política internacional interesa poco al presidente López Obrador, es para él una distracción innecesaria, y por eso ha dejado a Ebrard amplia libertad en su manejo. Para que el Presidente se entusiasme en sus temas, el canciller ha ideado iniciativas que le den a López Obrador un brochazo de estadista mundial, como la proyección internacional del programa Sembrando Vida, el Plan Mundial de Fraternidad y Bienestar, que propuso en Naciones Unidas o, ahora, la demanda contra las armeras estadunidenses. Ebrard espera que un triunfo en las cortes de Estados Unidos suba sus bonos ante el Presidente.


2.- Reencausar el diálogo en Estados Unidos: México, por lo general, se encuentra a la defensiva en la discusión sobre narcotráfico en Estados Unidos. La corrupción, la falta de resultados en la captura de narcotraficantes o la incapacidad para detener el flujo de enervantes son acusaciones comunes que México no ha podido contrarrestar. La demanda contras las armerías permite al gobierno mexicano poner el foco de la discusión en un tema que divide a la sociedad estadunidense: la comercialización de armas. El hecho de que procuradores de justicia de 17 estados de Estados Unidos y más de 24 fiscales de distrito apoyen la demanda mexicana, demuestra que México ha seleccionado un tema que resuena en aquella sociedad y le permite encontrar nuevos aliados. La demanda busca también asociar la lucha contra el narcotráfico con el tráfico de armas y reforzar la corresponsabilidad de los dos países en su combate.


3.- Descontaminar la relación bilateral: El control de armas ha sido un reclamo de México al gobierno de Estados Unidos que genera constantes fricciones en la relación bilateral. Un ejemplo es el escándalo del operativo Rápido y Furioso del gobierno de Barack Obama que fracasó en el objetivo de conocer las vías ilegales de introducción y distribución de armas hacia México. Al presentar la demanda en la corte, México saca el tema de la agenda bilateral, elimina un punto de fricción con el gobierno de Joe Biden y presiona directamente a las empresas. Esta acción tiene un precedente en el caso de Humberto Álvarez Machain, doctor que secuestrado en México en 1990 para ser procesado en Estados Unidos acusado de participar en la muerte del agente de la DEA, Enrique Camarena. Entre 1990 y 1992, México dio cauce a sus reclamos de violación al tratado bilateral de extradición a través de las cortes de Estados Unidos y evitó que se contaminara la negociación del Tratado de Libre Comercio entre los gobiernos de George Bush y Carlos Salinas de Gortari. El doctor Álvarez Machain fue repatriado a México.


4.- Alcanzar la candidatura presidencial: La labor de un canciller es promover los intereses de su país en el extranjero y para que Ebrard pueda aspirar a ser candidato a la Presidencia de México en las elecciones de 2024 necesita temas que sean relevantes para el mexicano común. Por eso, Ebrard necesita presentar la demanda como una forma de contribuir a la seguridad de los mexicanos haciendo más difícil que haya en las calles armas de alto poder que alimentan la violencia en muchos estados del país. Un triunfo judicial en EU le ayudaría a demostrar que es capaz de realizar acciones concretas que se traducen en bienestar para todo México.


La demanda contra las armerías es una jugada magistral del canciller para administrar mejor la relación con Estados Unidos, pero, quizá más importante, para tener un tema que pueda vender políticamente al presidente López Obrador y pavimentar su trayecto hacia la candidatura presidencial. No sabemos si la apuesta de Ebrard funcione, pero hay que reconocer que el canciller ha sido creativo y osado para realizar una interesante carambola de cuatro bandas. Hay que ver si el resultado del juicio le da para meter la bola en la buchaca.


3 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo